ALFREDO // Archivo

Ante la alarma social creada por una nota informativa del PSOE de O Rosal difundida entre la población y en los medios de comunicación, el Concello de O Rosal informa:

Que el agua de abastecimiento de la traída municipal tiene todas las garantías sanitarias que el Real Decreto 140/2003, por lo que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, exige para su distribución.

Que es cierto que el valor paramétrico para el Al (aluminio) que este decreto establece para el agua es de 200 µ/l ( en la nota difundida del PSOE multiplican por mil la cantidad existente porque según afirman esta es de 210mg, 230mg y 347mg/l, siendo la unidad de medida el microgramo y no el miligramo como difunden).

Que es cierto que este valor de 200µ/l supera en ocasiones, según las lluvias, pero que en ningún momento esta agua deja de ser apta para el consumo humano, de hecho la Consellería de Sanidade la considera apta para su consumo con incumplimiento para este parámetro.

Que el RD 140/2003, es una norma nacional, quiere decir esto que no contempla las aguas que por su naturaleza son más ricas en algunos parámetros, como el Al, dependiendo de la localización del manantial. Es decir, si el manantial nace en rocas ricas en silicatos de Al, como es el caso del manantial de la Arcela que abastece a la traída municipal, este agua es más rica en Al.

Que precisamente por este hecho, existe un documento consensuado entre el Ministerio de Sanidad y las CCAA, aprobado el 9 de marzo de 2005, en el que se desarrolla el artículo 27.7 del RD 140/2003, y que establece un margen entre 200µ/l y 1000µ/l, para el agua de consumo humano, siendo no apta a partir de esta cantidad.

Que lo mismo sucede con el parámetro pH que, en el caso de Galicia, es más bajo que en otras zonas de España por la naturaleza de la roca y no por eso, deja de ser apta para su consumo.

Que la Consellería de Sanidade es conocedora en todo momento de esta disconformidad o incumplimiento y que, conjuntamente, se está trabajando en un proyecto para su corrección.

Por todo el expuesto, el Concello de O Rosal, reitera que el agua de la traída municipal es apta para el consumo humano, con todas las garantías sanitarias y lamenta que la falta de información, desconocimiento e irresponsabilidad pueda causar algún tipo de alarma social.

En cualquiera caso, estamos a la disposición de los vecinos y vecinas para facilitarles cualquier información que necesiten.