Senda Atalaia Goián (Archivo)

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba recibió hoy a los alcaldes de la mancomunidad del Baixo Miño para presentarle el proyecto de senda fluvial a lo largo del río Miño.

En concreto, estuvieron presentes el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, Antonio Lomba de A Guarda, Anxela Fernández de O Rosal y Sandra González, alcaldesa de Tomiño. Los regidores estuvieron acompañados por el Jefe Provincial de Costas, Enrique Menéndez, presentaron el proyecto de urbanización de la senda peatonal y cicloturista en el tramo fluvial del río Miño en su extensión comarcal.

El proyecto inicial, elaborado por los ayuntamientos mancomunados, ascendería a una inversión de 1,6 millones de euros, extendiéndose desde el Puente Internacional de Tui hasta la desembocadura del Miño, afectando la aproximadamente unos 15 kilómetros.

Los responsables municipales pidieron la implicación de la subdelegada del Gobierno para impulsar esta mejora demandada desde hace más de una década para esta comarca pontevedresa.

Por su parte, Maica Larriba expresó su interés por este proyecto, valorándolo como “una inversión de futuro que mejoraría el atractivo turístico para esta comarca, especialmente sensible a la riqueza y equilibrio ambiental”. Por este motivo, Larriba se comprometió a presentar este proyecto al propio Delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, para que promueva su estudio por parte de la Dirección General de Costas y la búsqueda de financiación administrativa.

Hay que recordar que esta ribera disfruta ya de una senda cicloturística y peatonal en la orilla portuguesa y consiguió un reconocimiento europeo por su calidad ambiental.

La subdelegada del Gobierno realizará, próximamente, una visita a la comarca para comprobar in situ algunas de las mejoras que se realizaron en pequeños tramos por parte de los ayuntamientos y que necesitan ahora del impulso de un proyecto supramunicipal para esta orilla del río Miño.

Los alcaldes también confían en la implicación de la Xunta de Galicia ya que este margen pertenece a la Red Natura y por tanto, está dentro de las competencias ambientales de la administración autonómica.