Manuel Garrido del Kayak Tudense

El Descenso del Miño, la emblemática prueba que organiza el Kayak Tudense Axuda Paramos, contará con una participación excepcional. La competición se iniciará a las seis y media del sábado en Salvaterra y terminará en  Tui, como es tradicional. Casi 600 palistas están inscritos para una de las citas deportivas más importantes de la temporada. El descenso popular, también el sábado entre la Ribera de Caldelas y Tui, tendrá a más de 850 participantes.

El equipo local contará con sus mejores deportistas para intentar conseguir la victoria en la distintas modalidades. En C-1 destaca Manuel Garrido, que logró proclamarse campeón de España de maratón y por lo tanto logró la plaza para poder competir en el Mundial de la especialidad dentro de tres semanas. También Tania Fernández, que se impuso en el nacional en K-2 junto a Tania Yates, competirá en el Descenso del Miño en K-1 y estará en la cita mundialista. A ellos se deben añadir Lara Feijoo y Joana dos Santos, ganadoras en K-2 en el Campeonato de España de maratón en K-2 y logrando una plaza mundialista. Pertenecen a la categoría júnior, pero su progresión ha sido muy importante en los últimos meses y además transmiten buenas sensaciones.

El Kayak Tudense Axuda Paramos también contará con otras referencias deportivas. Emilio Llamedo y Pedro Vázquez parten como favoritos tras imponerse en el Descenso del Sella y demostrar ambos encontrarse en un buen momento de forma. Pedro Vázquez logró proclamarse campeón del mundo universitario en K-2 200 metros con Pedro Llenín, también componente del Kayak Tudense. Ana Varela y Carla Pérez Coya también cuentan con opciones en K-2 femenina. La representación tudense en la prueba se completa con David Da Rocha, Aarón Diéguez y Rubén Da Silva.

Todos ellos tendrán poderosos adversarios en sus respectivas categorías, ya que se han inscrito los mejores especialistas, tanto a nivel gallego como nacional. Además, como es norma habitual en los últimos años habrá una amplia representación de portugueses, que han recuperado la tradición de acudir al Descenso del Miño.

El Kayak Tudense Axuda Paramos lleva varias semanas trabajando en la organización. El sábado será la gran fiesta del piragüismo, ya que a partir de las doce de la mañana se celebrará la tradicional romería en la Ribera de Caldelas. A las cuatro de la tarde se dará la salida al descenso popular, un regata no competitiva que reunirá a más de 850 personas. Entre ambas pruebas se volverá a superar el registro histórico de asistentes.

Las llegadas de ambas regatas se realizará enfrente de las instalaciones del Kayak Tudense, próximas al puente internacional. Los organizadores han dispuesto de un servicio de autocares entre este lugar y la Ribera de Caldelas para facilitar el acceso a los participantes en el descenso popular.