Nuevo capítulo de precariedad en la atención sanitaria de O Rosal. Según el Concello, el centro de salud se quedó hoy sin ningún médico para consulta, ni para urgencias, dejando a los más de 6.000 habitantes de O Rosal sin el servicio mínimo recogido por ley.

La alcaldesa, Ánxela Fernández, denuncia que “os veciños e veciñas do Rosal xa estamos fartos de por en risco a nosa saúde pola constante precarización da Xunta,y  “esiximos unha solución o antes posible”.

La regidora también denuncia que el abandono ya viene de lejos. “Dende o mes pasado, o centro de saúde está sen médicos para consulta, despois de dúas baixas, unha de longa duración, ás que a Xunta non substitúe e un posto que aínda non se cubriu con ningún profesional. Todo isto provoca que a veciñanza teña as axendas pechadas e non exista un seguimento dos pacientes cos riscos que implica”, advierte Fernández.

El Concello y la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública do Rosal llevan tiempo denunciando la precariedad del sistema sanitario en el municipio, ya que los problemas que existían antes de la pandemia- dicen- se acentuaron con la eliminación del servicio de pediatría, cerrando la consulta de San Miguel, junto a una atención basada, hasta hace poco, en primar consultas telefónicas sobre las presenciales y con restricciones de acceso al Centro de Salud.

Ánxela Fernández anima a los vecinos a sumarse a la manifestación de hoy a las 19.30 horas en A Guarda convocada por todas las plataformas por la defensa de la sanidad del Baixo Miño.