Aprueban obras de mejora en la carretera que une Chaín con Morgadáns

El diputado de Movilidad Uxío Benítez anunció que la Junta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra aprobó ayer el proyecto de mejora de la carretera que une Chaín con Morgadáns, en Gondomar, en el cual se invertirán más de 400.000 euros. 

El responsable de carreteras provinciales indicó que la próxima semana los trabajos pasarán la contratación, por lo que las obras podrán comenzar después del verano.

La mejora de la carretera fue anunciada en una visita de Benítez al Concello de Gondomar el pasado mes de junio, cuando el proyecto ya estaba en fase de finalización. Ahora será preciso anunciar formalmente la licitación y habilitar el plazo de presentación de ofertas por parte de las constructoras, que será de 26 días hábiles. Una vez se recepcionen las propuestas serán evaluadas por los técnicos, se firmará el contrato y se podrá iniciar los trabajos.

La actuación en la EP-2302, prevista ya desde hace meses, consiste principalmente en una rehabilitación estructural del firme -que está bastante deteriorado- con el fin de mejorar la seguridad vial de la carretera. Así, se fresarán los 3,25 kilómetros de longitud de la vía para después aplicar una nueva capa de rodadura. Como complemento, también se instalarán medidas para reducir la velocidad del tráfico rodado; seis pasos de cebra sobreelevados y nueva señalización horizontal y vertical.

Estas obras, subrayó Benítez, no estaban previstas en el convenio firmado entre el anterior gobierno provincial y el ayuntamiento por lo que se realizaron las últimas obras en la vía.

En ese documento sólo se recogía la construcción de una senda peatonal en la que quedaron sin hacer más de 600 metros por falta de terrenos y que no cumple los criterios y características para los itinerarios peatonales de la nueva Diputación.

Actuación en el contorno del colegio

A mayores de la actuación en Chaín-Morgadáns, el departamento dirigido por Benítez también está trabajando en la reformulación y acondicionamiento del contorno del CEIP Neira Vilas, que coincide en un trecho con la EP-2301 (Gondomar y Peiteiros) con el fin de calmar el tráfico y mejorar también la seguridad vial de los escolares.

En las cercanías del centro educativo ya existe en la actualidad un paso de peón sobreelevado, pero no es suficiente para garantizar una convivencia segura entre los escolares y el tránsito rodado. Así, el proyecto del departamento de Movilidad de la Diputación, que está en fase de redacción, incluirá nuevos elementos para la reducción de la velocidad; cuatro reductores de velocidad que se ubicarán en las curvas anterior y posterior a la recta en la que está el colegio.

Asimismo, según indicó Benítez, se habilitará un espacio propio para que los niños y niñas que utilizan el transporte escolar puedan subir y bajar del bus fuera del ámbito de la carretera provincial. Para realizar esta mejora y acondicionar un nuevo área para la parada de los buses se está trabajando en la consecución de una parcela anexa al colegio que pertenece a la comunidad de montes.