Un equipo de arqueología busca en O Porriño vestigios de los primeros hombres de Galicia. Los investigadores, liderados por los arqueólogos Eduardo Méndez-Quintas (Universidad de Vigo) y Manuel Santonja (prestigioso arqueólogo del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana CENIEH), intervienen en el yacimiento de As Gándaras de Budiño con un objetivo principal: datar con precisión las piezas paleolíticas que esconde la zona de la laguna.

El estudio, que cuenta con el apoyo del Concello do Porriño, revelará si, como sospechan los especialistas, en As Gándaras están los primeros rastros de presencia humana en Galicia.

Os xacementos das Gándaras de Budiño sempre foron referentes en Galicia tras o seu descubrimento de Emiliano Aguirre no ano 1961”, explicó Eduardo Méndez, “nese momento os avances científicos non permitían datar con precisión, e o estudo que se fixo determinou que tiña unha antigüidade duns 26.000 anos cando estimamos que poderían ter unha idade que ronda os 300.000 anos”.

Así, en un plazo estimado de dos meses se tendrán los resultado de las analíticas realizadas a las piezas encontradas en este sondeo que determinarán si el de As Gándaras de Budiño es el yacimiento más antiguo de Galicia.

“Estes estudos teñen un valor que vai moito máis aló do local e do autonómico, xa que permitirán desbotar esa idea errónea de que en Galicia o paleolítico ía con retraso e coñecer con máis precisión os movementos humanos en Europa na prehistoria”, apuntó el alcalde, Alejandro Lorenzo. “O noso concello garda datos de gran valor para todo o mundo», comenta.

La intervención, que se extenderá hasta el domingo, continúa con los sondeos y está obteniendo resultados muy valiosos e inesperados ya que, como apunta el director del equipo, no es habitual encontrar tal densidad de piezas y a ese nivel de superficie en yacimientos ibéricos.