UN NIÑO UN JUGUETE
FOTO CEDIDA

La campaña solidaria “Cada niño un juguete” vuelve este año al Val Miñor de la mano de “Kukadas”, con el objetivo de recoger juguetes para niños que no pueden acceder a ellos por su situación familiar o social.

La campaña cuenta con una docena de puntos de recogida, y un año más la tienda de regalos Kukadas, en la calle Emigrante, número 6 bajo, de Gondomar, participa como punto de recogida para cubrir la zona de O Val Miñor y alrededores.

Convertir los juguetes que no usas en una sonrisa es muy fácil. Basta con llevarlos a este punto de recogida y desde ahí se llevarán a la nave de los juguetes, ubicada en Alcabre, desde donde se repartirán a quienes lo necesiten.

Los juguetes deben estar en buen estado, que funcionen, que no estén rotos. Se trata de hacer hueco en nuestras casas con aquello que ya no usamos y que puede generar más ilusión en otro lado de la que nos podemos imaginar.

El año pasado los vecinos de O Val Miñor se volcaron con la campaña. A pesar de que es todo un reto igualar la cantidad de regalos que se repartieron, en Kukadas confían en superar el número de regalos que se recogieron en la zona: “Es emocionante lo que ocurre con esta iniciativa”, indica su propietaria. La campaña finaliza el próximo 23 de diciembre.