Lujar donde se encontraba la caja fuerte

Como si de una película de Hollywood se tratase, el instituto San Paio de Tui sufrió esta madruga un atraco perfecto. Los ladrones entraron en el centro escolar, inutilizaron las alarmas y, a pico y pala, arrancaron de la pared una caja fuerte que se llevaron con 4.800 euros que guardaban en su interior.

Pero para acceder a la caja fuerte, los amigos de lo ajeno, que conocían muy bien el instituto, derribaron dos puertas blindadas y en tan sólo cincuenta segundos rompieron, también a golpes, la central de alarmas para evitar los sensores de movimiento y, así, acamparon a sus anchas por el centro escolar dejando tras de sí un rastro de ladrillos y piedras. Los destrozos ascienden a unos 10.000 euros.

Los cacos no se interesaron por nada más que no fuera dinero en metálico. Rompieron todo tipo de armarios que encontraron a su paso y que estaban cerrados con llave tirando todo lo que había dentro al suelo. Incluso en un despacho había dos ordenadores todavía embalados que ni siquiera tocaron.

Dado la velocidad con que desactivaron los sensores de movimiento, hace pensar a la comunidad educativa que fue un robo perfectamente planificado y que conocían muy bien, tanto la ubicación de la centralita como de la caja fuerte.

Será la Guardia Civil, que ya inspeccionó esta mañana el instituto, la que determine los hechos.