Con todas las medidas de seguridad y tras la aprobación del protocolo Físicovid-DXTGalego de medidas frente a la crisis sanitaria, la Federación Galega de Bolos inicias las competiciones deportivas con la organización del Campeonato de Liga (reducida) con enfrentamientos a un único encuentro.

Participarán en este reducido formato de liga, un total de 23 equipos con 349 licencias federativas (de todas las categorías:  pre-benjamín, benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil, aficionado, senior, femenino y veteranos) repartidos en sus tres división o categorías.

Después de finalizar el torneo de liga, darán comienzo los torneos gallegos (meses de junio y julio) clasificatorios para los torneos nacionales que se disputarán en los meses de agosto y septiembre.

Debido a las nuevas restricciones impuestas en los países sudamericanos (Argentina y Uruguay), la Federación Galega de Bolos (organizadora del torneo) acordó suspender definitivamente el campeonato Intercontinental de bolos celta que se debería disputar en el mes de junio en tierras gallegas y en el que participarían equipos de los dos países sudamericanos.