Aser Estévez, a por su décimo Campeonato de Galicia de Contrarreloj

El ciclista de A Guarda acudirá a tierras ourensanas para defender título en la máxima categoría, en la Élite, e intentar así, añadir su décimo campeonato gallego de esta modalidad a su amplio palmarés.

El primer plato fuerte de la temporada 2017 de Aser Estévez será mañana en Baños de Molgas, localidad ourensana que vuelve a repetir sede del Campeonato de Galicia de Contrarreloj al igual que el año pasado, pero esta vez el circuito es diferente.

La cita será mañana 17 de mayo, festividad en Galicia con motivo del Día das Letras Galegas, en Baños de Molgas (Ourense), que repite escenario como en 2016 pero no recorrido. El Delfín será el último en tomar la salida a las 14:53 de casi 300 corredores, haciendo valer su condición de gran favorito al triunfo y optando a repetir otro año más en el trono de la velocidad.

Los casi 300 corredores inscritos en varias categorías, masculinas y femeninas, deberán afrontar un recorrido de 11,2 kilómetros muy exigentes, en constante ascenso, sobre un recorrido irregular y quebrado, donde sobresalen tres repechos de gran desnivel y las curvas técnicas de 90º, que hacen de la carrera una contrarreloj muy atípica, donde el ritmo va cambiando continuamente y donde no hay un segundo de relajación. Sin duda, el vencedor deberá hacer la carrera perfecta, y estar en un gran estado de forma para superar los obstáculos del campeonato autonómico de la velocidad esta temporada.

Estévez acudirá a tierras ourensanas a defender título en la máxima categoría, en la Élite, y  optar a su décimo Campeonato de Galicia en esta modalidad para su palmarés. Y es que ‘El Delfín’ es un gran especialista en la contrarreloj, tal y como avalan sus victorias en este tipo de pruebas año tras año, entre ellas, el Campeonato de España en 2009 en categoría Sub-23 y nueve Campeonatos de Galicia en las categorías juvenil, Sub-21, Sub-23 y Élite, en 2006, 2008, 2009, 2010, 2011, 2013, 2014, 2015 y 2016. Unas cifras más que sobresalientes para un corredor que es ya un grande, pero en la sombra del campo profesional. El dominio contra el cronómetro de Estévez en la comunidad es claro, y lejos de darse por satisfecho, sigue con ganas de más e intentar agrandar su leyenda. No se debe de olvidar que participó en el Campeonato del Mundo del 2009 en Suiza defendiendo los colores de la Selección de España.

“Este año el Campeonato de Galicia de Contrarreloj es a priori el más complicado por el trazado montañoso del mismo y la técnica que conlleva. Son sólo 11 kilómetros pero de mucha tensión y en constante ascenso, casi no hay llano, no da para rodar ni acoplarse, terreno botoso, con tres repechos muy duros que llegan al 20%, varias curvas y horquillas cerradas de 90º de parar casi y arrancar… Es sin duda un Campeonato diferente que pondrá los nervios a prueba, es necesario salir muy concentrado y hacer la carrera perfecta sin cometer errores. Hay que ir a tope pero regulando las fuerzas porque el terreno es engañoso y pasa factura. Lo he medido todo y calculado en el entrenamiento del domingo pasado, cada curva, cada subida, que piñón meter y sacar, donde apretar, donde mantener el ritmo, cómo trazar… La verdad que es un nuevo reto, es un campeonato diferente, pero no me asusta, me motiva más. Sé que lo puedo conseguir, he trabajado duro estos meses para ello, nada es imposible. Además tener a la mano mi décimo título contra el crono y el quinto consecutivo es un incentivo que me ha hecho hacer las cosas a la perfección. Es todo un honor salir el último y defender el título del 2016. Parte del esfuerzo es de mi padre que me hizo trasmoto por la carretera de la costa entre A Guarda y Oia muchos días cerca de la noche al acabar de trabajar los dos. Es un gran esfuerzo que seguro no fue en vano. Acabar de noche de entrenar, algunos días de mañana y de tarde con doble sector puede que traigan un buen premio. Si lo consigo, mitad del mérito es de él que lleva años haciendo posible todo esto. Pero esto es un aperitivo para lo que se avecina”, declaró Aser Estévez a Telemariñas.