El guardés correrá este fin de semana el II Trofeo Cidade de Pontevedra-Volta ao Morrazo, una prueba puntuable para el ranking de la FGC y puntuable para la Copa de Galicia.

La carrera arranca a las 10 horas en la mañana del domingo en la Plaza de España, en Pontevedra. El pelotón se dirigirá hacia Marín, Bueu, Aldán, Cangas, Moaña, Vilaboa y Pontevedra. Tras cruzar la capital del Lérez la serpiente multicolor se dirigirá al Alto de la Escusa, un puerto de 1ª categoría de 7 km de longitud, que supondrá la principal dificultad para los corredores en esta prueba. Al igual que en 2017 esta ascension marcará el desenlace de la prueba.

La meta estará situada nuevamente en Pontevedra tras 120 kilómetros de recorrido y la bajada de la Escusa por Samieira. La prueba constituye la última oportunidad para sumar puntos en la Copa de Galicia Élite y Sub-23 este 2018. Por otro lado, es puntuable para el ránking de la Federación Galega de Ciclismo. Además, la ascensión a la Escusa servirá de prueba para los corredores que participen en la Volta a Galicia, entre el 20 y el 23 de septiembre, ya que se subirá este puerto en la segunda de las etapas, y constituye el puerto más duro de toda la vuelta.

“Tras dos concentraciones este mes de septiembre, una primera con el equipo reconocindo las etapas de la Volta a Galicia, y una segunda hecha por mí en la provincia de Ourense en altitud; retomo la competición con ganas de hacerlo bien y comprobar mi actual estado de forma tras los entrenamientos realizados en las últimas semanas. Además, será el último test antes de la Volta a Galicia”, indicó el ciclista.