Aser Estévez correrá este fin de semana la Vuelta a Vetusta en el Principado de Asturias, una prueba puntuable para el ránking nacional, que celebra su primera edición este 2018.

La Vuelta a Vetusta consta de dos etapas, la primera en la tarde del sábado y la segunda en la mañana del domingo. Si en la jornadad el sábado domina la montaña, en la del domingo prevalece el llano. La primera etapa terminará en el Alto del Angliru, uno de los puertos de montaña de categoría especial más conocido de la Vuelta a España.

La primera etapa arranca a las 16:00 horas del sábado de la plaza de Alfonso II el Casto. Los corredores tendrán que recorrer 121 kilómetros, atravesando las poblaciones de Anzo, Grado, Santa Eulalia y Riosa para terminar en el durísimo Alto del Angliru sobre las 19:00 horas. Antes los corredores tendrán que superar varias metas volantes y puertos de montaña de menor categoría.

La segunda etapa empieza el domingo a las 9:00 horas nuevamente en la plaza de Alfonso II el Casto. El pelotón deberá recorrer 162 kilómetros pasando por Pola de Sieros, Carancos, Soto de Dueñas, Arriondas, Villamayor y Colloto para regresar de nuevo a la capital asturiana sobre las 13:00 horas.

Es una etapa más llana que la del sábado, pero tendrá varios puertos de montaña de 3ª categoría que harán daño en el pelotón. El previsible final será al sprint, pero la victoria general de la vuelta posiblemente se decida el sábado en el Alto del Angliru, ya que marcará las mayores diferencias entre los corredores.

Tras dos semanas de parón competitivo, regreso a las carreras en Asturias en una vuelta nueva, corta, de tan sólo dos días, pero también dura, ya que el desnivel acumulado es bastante en las dos etapas y se subirán algunos puertos emblemáticos como el Angliru que no se asciende en todas las vueltas. Tras unos días de descanso obligado, vuelvo motivado a la competición con ganas de dar guerra”, señaló el guardés.