ALFREDO // Xabi Garrido en Pedra Rubia ante una roca llena de chapapote

El próximo 19 de noviembre se cumplen 15 años del desastre del Prestige, la mayor catástrofe medioambiental de Europa y, a día de hoy, todavía quedan restos de chapapote en la costa de Oia.

Xabi Garrido, vecino de Pedornes y por aquel entonces, voluntario en la retirada del chapapote en As Mariñas, ve como aún los restos del Prestige sigue marcando la historia en las rocas de Pedra Rubia. “La zona donde más chapapote entró fue en As Mariñas. Miles de personas de todo el mundo llegaron hasta Oia para echar una mano y retirar los restos de fuel que el barco arrojó a la costa. Era impresionante ver las cadenas humanas que, desinteresadamente, trabajaban sin percibir nada a cambio,” recordaba esta mañana Xavi.

Pero a pesar de los voluntarios y de la empresa que se encargó de limpiar las rocas, todavía quedan restos de chapapote. “Se puede apreciar en las rocas de Pedra Rubia y en parte de la costa de Oia, los restos de fuel”, relató el voluntario.

Ahora, 15 años después, Xabi Garrido quiere homenajear a los cientos de miles de voluntarios que se acercaron a Oia para retirar el chapapote. Con tal motivo, en los próximos días se procederá en A Guarda a celebrar un sencillo acto para “recordar y agradecer a todos y cada uno de ellos, porque fueron ellos los que salvaron la costa gallega”.

Para Xabi, el chapapote no afectó al marisqueo en la costa. “Al principio sí, pero el percebe come todo lo que le apetece, con lo que ha contribuido a la eliminación del chapapote”.

Por su parte, la patrona mayor de la Cofradía de Baiona, Susana González, afirma que “no apreciamos restos del Prestige en la zona donde mariscamos, hay que decir que se limpió bastante bien. Sinceramente, en nuestra costa se ven incluso restos de naufragios anteriores que no se han limpiado”.

Para Susana esos restos causan un daño enorme. “Afectan”, declara, “a toda la vida del mar. Cuando hace mucho calor se ablanda y se pega a todo. Eso es un daño tremendo para nuestros recursos marinos y visual para vecinos y turistas”.

Por la experiencia que tenemos y lo hemos visto con el Prestige, no hay bicho más duro y que soporte el fuel como hizo el percebe. Teníamos zonas cubiertas y se han recuperado sin problema. Sinceramente, es un hecho que la contaminació,n sea de la índole que se,a perjudica a los recursos marinos en general” concluye la patrona mayor.