Praza do Reloxo

Esta semana finalizaron los trabajos de rehabilitación de una zona de 230 metros cuadrados situada junto a la Rúa do Reloxo, en pleno casco histórico, y que abre un acceso a los jardines del Museo de la Navegación.

Con una inversión de 45.000 euros, procedentes de los remanentes de Tesorería, y con el apoyo de la Diputación de Pontevedra, que aportó 7.500 euros, se llevó a cabo la recuperación de una parcela que hasta ahora era utilizada para almacén.

Se eliminaron los cobertizos y un portalón metálico que afeaban el entorno de la Casa do Reloxo. La plaza fue acondicionada con pavimento de granito, bancos, papeleras y vegetación para crear un espacio de ocio. Además, a través de una zona de gravilla se puede acceder a los jardines del Museo de la Navegación.

El equipo de gobierno certifica con esta actuación su compromiso con la renovación del casco histórico y pone el broche de oro a las mejoras en la Rúa do Reloxo. Supone una mejora notable de la estética del lugar que ponen en valor una nueva zona peatonal dentro del espacio dedicado a la cultura, el medio ambiente y al disfrute de todos los vecinos“, destacó el alcalde, Ángel Rodal.

La apertura de la plaza genera también un recinto libre al tránsito peatonal delimitado por el museo, la emblemática Torre do Reloxo, el vivero de empresas recién habilitado y el juzgado de paz, de forma que los jardines ya tienen acceso desde tres calles diferentes: Reloxo, Conde y Ventura Misa.