Cuando falta ya muy poco para la conclusión de las obras en la Casa Rosa de Sabarís con la instalación de un ascensor, el Concello de Baiona finalizó los trabajos de rehabilitación del patio infantil del colegio.

Estas obras han tenido un coste superior a los 30.000 euros y consistieron en la excavación y retirada de este tanque subterráneo que ya estaba inservible y no se utilizaba, se canalizaron las aguas pluviales y se dotó de una nueva solera de hormigón pulido al patio de juegos de los niños.

Somos conocedores de las necesidades de todos nuestros centros educativos, los cuales iremos gestionando bien nosotros mismos en las actuaciones que nos permita la Xunta, o tramitando con la administración los casos más urgentes en los que nosotros no podamos actuar”, indicó el alcalde de Baiona, Ángel Rodal.