El Concello de Baiona, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, está ultimando los preparativos de cara al 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, y el 2 de noviembre, Día de los Difuntos, en el Cementerio Municipal.

En estas semanas previas se intensifican las labores de mejora y acondicionamiento que se realizan durante todo el año para garantizar que el camposanto esté a punto y que la vecindad puedan honrar a sus seres queridos en una fecha tan señalada.

Los trabajos llevados a cabo consisten en el decapado de las aceras del camposanto actuando para erradicar la suciedad más incrustada, que se realizan con maquinaria especializada. También se están llevando a cabo diferentes trabajos de jardinería.