Compostero instalado en Os Tendales

El Concello de Baiona se adhirió al Plan Compost Revitaliza de la Diputación de Pontevedra con la instalación de dos puntos de composteros comunitarios, uno en el barrio de Os Tendais y otro en el Camiño do Carme, en la parroquia de Sabarís.

El proyecto puesto en marcha desde la Concejalía de Medio Ambiente pretende el aprovechamiento de la materia orgánica, puesto que constituye prácticamente el 50% de todos los residuos urbanos.

Según los datos del departamento municipal, la producción de un ciudadano en Baiona es de aproximadamente 400 gramos de materia orgánica diaria y se considera que el sistema empieza a ser rentable si se recoge alrededor de 250 gramos. De esta forma podría ahorrarse unos 20 euros por habitante y año en tratamiento de esos residuos, ya que de cada 100 kilos de basura orgánica se obtienen 15 kilos de compost.

“La Unión Europea pretende que en el año 2020 se recicle un 70% de los residuos urbanos que se generan, y Baiona dentro del plan Revitaliza del Compostaje aspira a este objetivo, ya que supone ventajas económicas y ambientales”, apunta María Iglesias, concejal de Medio Ambiente.

El Concello destaca que con el compostaje se ahorra en fertilizantes y se mejora la calidad de las tierras y plantas, sin elementos químicos, se fortalece el suelo del césped, de los arbustos, de los árboles y de la huerta, con una calidad de asimilación incomparablemente superior a la de sustancias químicas o sustratos de origen desconocida que compramos.

Las campañas municipales también demuestran que las familias que participan en el reciclaje y separan correctamente la parte orgánica mejoran también las ratios de separación de envases, cartón y vidrio.