Baiona recupera tres placas de bronce guardas en un almacén
Colocación de la placa de bronce en el ppuente de A Ramallosa

El Concello de Baiona recuperó en los últimos días tres placas de bronce hechas hace casi dos décadas y localizadas en el almacén municipal durante los trabajos de inventario.

La instalación de las inscripciones, datadas en el año 1998 con datos históricos de tres de las joyas de su patrimonio cultural, comenzó este martes por el puente romano de A Ramallosa, donde ya luce la placa que recuerda su construcción en el siglo XIII.

El Puente Románico de A Ramallosa, la Fortaleza del Monte Real y la iglesia de Santa Cristina de A Ramallosa lucirán nueva señalización con la recuperación de tres placas de bronce recuperadas del almacén del Concello. “Los trabajos de inventario que hicimos durante las últimas semanas permitieron recuperar estas piezas de gran valor que difunden las características de tres de las grandes joyas culturales que tenemos en el municipio”, apuntó el alcalde, Ángel Rodal.

Después de los trabajos de limpieza, operarios de la Concejalía de Vías y Obras de Baiona procedieron este martes a instalar la primera de las señales recuperadas. Se trata de una placa de bronce con la inscripción del puente románico en la que se hace constar la historia de su construcción, obra de San Pedro González Telmo, sobre la vía romana “Per Loca Marítima”.

En las próximas semanas se llevará también a cabo la instalación de las otras dos placas que recuerdan la historia de la Fortaleza de Monte Real y de la Iglesia de Santa Cristina de A Ramallosa.

En el caso de la primera, la señalización destaca la construcción de la Fortaleza hace más de 2.000 años en el conocido cómo Monte Buey. Hace 520 años, el 15 de enero de 1497, los Reyes Católicos concedían a Baiona la Carta Puebla que incluía numerosos privilegios y el Monte Buey pasaba a denominarse Monte Real.

Por su parte, la placa de la Iglesia Parroquial de Santa Cristina de A Ramallosa recuerda su construcción en el año 1917, siendo el párroco Francisco Senra Díez y Obispo de Tui, Leopoldo Eijo Garay.