Baiona ha iluminado de color rosa la casa del Concello en la noche de este lunes al amparo de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra cada 19 de octubre. 

De este modo, la institución se une a la demanda de ADICAM, la Asociación de Diagnosticad@s de Cáncer de Mama y ginecológico, para visibilizar a las personas afectadas por la enfermedad. El edificio municipal estará iluminado de este color durante toda esta semana también para tratar de dar mayor visibilidad a esta doelncia y a los colectivos que trabajan en la lucha de la misma y con personas afectadas.

Cada año se diagnostican en España más de 33.000 nuevos casos de cáncer de mama y ginecológico en España y por eso hace falta visibilizar esta dolencia para concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y diagnóstico precoz.

El cáncer de mama se trata del tumor más frecuente en las mujeres occidentales. De hecho, una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Entre el 2012 y el 2019 se detectó un incremento de la enfermedad del 7,5%. Para un gran número de mujeres en edad laboral el cáncer supone un serio agravante a su situación socioeconómica, al tener que asumir elevados cuestes derivados de la dolencia, además de tener un importante impacto emocional, físico, personal, familiar, laboral y económico entre las mujeres que padecen la enfermedad.