ALFREDO

Efectivos de Bomberos del GES de O Val Miñor y de montes, han sofocado esta mañana las llamas originadas en un vehículo que circulaba por la PO-340 en dirección Tomiño-Gondomar. Al conductor sólo le dio tiempo a parar el coche en el arcén al ver salir humo de la parte delantera. Los tres ocupantes del turismo, vecinos de Estás, Tomiño, resultaron ilesos.

Los hechos ocurrieron al filo de las 10:30 horas en el kilómetro 12,600 de la citada vía en el lugar de A Torre, en la parroquia gondomareña de Couso. Las llamas afectaron también a la alambrada y al portal de una vivienda, así como a una señal de tráfico.

“Cuando llegamos el coche estaba totalmente ardiendo. El fuego afectaba a una casa que estaba pegada al vehículo. Extinguimos el turismo con dificultad y cortamos el incendio que iba en dirección a la casa”, comentó en el lugar de los hechos Juan Raposeira, capataz del servicio de Emerxencias do Val Miñor.

A la zona acudieron la Policía Local de Baiona y Gondomar, que reguló el tráfico, Guardia Civil del Puesto Principal de Baiona-Nigrán, una ambulancia del 061 y Conservación de Estradas.

Se da la circunstancia que es el segundo coche que arde en el mismo punto en menos de un mes. El pasado 30 de agosto otro vehículo quedó completamente calcinado y sus ocupantes resultaron ilesos. Las llamas afectaron a unos árboles y a un rótulo de un bar.

ALFREDO