El Concello de Nigrán, Asociación Eixo Tolo y el Centro Cultural A Camoesa recuperan este martes el recorrido original de la popular bajada de carros de bolas en la parroquia de Camos, evento que no se celebra desde hace más de una década en la calle San Roque, donde nació esta espectacular prueba.

Más de cincuenta vehículos (entre carrilanas neumáticas, de rodamientos y triciclos) participarán en la competición, que será puntuable en el Campeonato Gallego y que se desarrollará durante toda la mañana (desde las 10.00 a las 15.00 horas, quedando cerrada la calle al tráfico y peatones desde las 9.00 horas).

Así, en esta novena edición el recorrido deja el barrio de Piñeiros y La Levada para regresar al trazado original (la salida es desde el Torreiro de Fiestas y la llegada antes del Pazo de la Touza) por reunir mejores condiciones de seguridad.

Con una longitud de 1km y un desnivel del 60%, promete imágenes espectaculares al superar los vehículos los 70 km/h y contar con grandes curvas. En este escenario se realizarán tres mangas (una de entrenamiento y dos puntuables) en las modalidades individual y colectiva de carrilanas de rodamiento, neumáticas y triciclos, formando parte algunas de ellas del campeonato Gallego y otras fuera de competición, sólo como exhibición (en estas se premiara la originalidad del diseño).

Esta prueba de carrilanas en Camos fue recuperada por Gerardo Ferreira, vecino participante desde su origen e impulsor, hace dos años tras más de una década sin celebrarse.