Cerveira y Tomiño comparten su preocupación sobre el problema de la candidatura europea “Visit Río miño”
Los alcaldes presentes hicieron una fotografía de grupo, cada uno empuñando su DNI

Alcaldes de los dos lados de la frontera mostraron ayer, en unísono, “la enorme insatisfacción” en torno al tratamiento que Lisboa y Madrid están dando al territorio transfronterizo por el río Miño.

Encima de la mesa está la no admisibilidad de la candidatura “VISIT Río Miño” – presentada, en enero de 2016, al POCTEP – por ser presentada a través del DNI de un técnico autorizado de la CIM Alto Miño, y no por el propio presidente de la entidad intermunicipal.

Si hay proyecto que alberga la cierta esencia de cooperación transfronteriza, es este: una inversión total de 7,5 millones de euros en pro de la preservación y valorización del río Miño transfronterizo como destino ecoturístico de excelencia. Lo que no entendemos es que cuestiones de secretaría puedan decidir la vida de las poblaciones de frontera sin cualquier reconocimiento del trabajo desarrollado“, afirmó el presidente de la CIM Alto Miño. José María Costa explicó que “por una cuestión formal de un DNI, burócratas de Lisboa y Madrid ponen en entredicho el trabajo de 10 municipios portugueses, 16 gallegos, de una Comunidad Intermunicipal y de una Diputación, con participación de otras entidades“.

De esta forma, la CIM Alto Miño y la Diputación Pontevedra, decidieron solicitar a los Gobiernos de Portugal y de España que sea garantizada, con la máxima urgencia, la adecuada y definitiva resolución de las cuestiones relacionadas con la aprobación de la candidatura “VISIT Río Miño”, aun durante el período normal previsto para la decisión de la 1ª fase del POCTEP, o sea hasta el 8 de marzo.

En caso de que no sean escuchados, los alcaldes se reservan al derecho a recurrir otras acciones e iniciativas conjuntas para continuar a defender los intereses de las poblaciones de este territorio transfronterizo, pudiendo mismo llevar el asunto para su aceptación en Bruselas.

Compuesto por cuatro actividades complementarias, el proyecto “VISIT Río Miño”, pretende abarcar, a partir de una marca “Río Miño” fuerte y competitiva, la creación de una oferta turística a través de acciones conjuntas, que van a constituir una mayor valía a nivel de la preservación de sus espacios naturales.

La creación del Parque Transfronterizo Castelinho-Fortaleza (Cerveira-Tomiño) a través de la construcción de un puente peatonal entre las dos márgenes del río Miño, integra esta candidatura, en la cual los dos alcaldes, Fernando Nogueira y Sandra González, reafirman un gran apoyo para su aprobación, dada la importancia y el impacto en la vida de las poblaciones y de los turistas.

Al final de la conferencia de prensa, y en forma de protesta, los alcaldes presentes hicieron una fotografía de grupo, cada uno empuñando su DNI.