Las playas marítimas y fluviales de A Guarda muestran un estado de alta ocupación, siendo elegidas por cientos de bañistas que día a día visitan estos espacios naturales.

La buena climatología del mes de agosto promovió que muchos visitantes y vecinos aprovechen el buen tiempo para disfrutar de los arenales, entre ellos las playas de “O Muiño” y “Area Grande”, que cuentan con el distintivo internacional de Bandeira Azul, un reconocimiento a la calidad medio ambiental y a los servicios que ofertan.

Estas dos playas cuentan con paneles informativos, análisis de aguas, servicio de limpieza y de recogida de residuos, duchas y aseos, y el servicio de salvamento y socorrismo que atiende a los dos arenales y que comienza con el arranque estival. La playa de “O Muiño”, en el Río Miño, también recibió en este año 2018 el distintivo de “EcoPlayas”.

Además, A Guarda cuenta con otros arenales que también son frecuentados por bañistas en la temporada estival como las playas marítimas de Fedorento y O Carreiro o las playas fluviales de A Lamiña, A Armona y O Codesal.