Los jóvenes bailaron para sus familias lo que aprendieron en el campamento

Remató el mes de julio y con él el campamento urbano de verano que se celebró durante las mañanas de todo el mes en A Guarda.

En este mes que acabamos de dejar, los jóvenes que se inscribieron en el campamento pudieron participar en diferentes actividades y aprender algunas habilidades, como el baile.

Tras varias jornadas de ensayo quisieron representar para sus familiares, presentes en la clausura del campamento este pasado viernes, un baile grupal en el que se mezclaban diversas piezas musicales con las que iban danzando.

Con esta iniciativa se buscó ofrecer una alternativa lúdica y educativa a los jóvenes en el tiempo libre del verano y ayudar a los padres y madres a conciliar la vida familiar y con la laboral.