ALFREDO

La veda del centollo y del buey en la parte litoral que va desde A Guarda hasta Cabo Corrubedo y de Cabo Corrubedo hasta Cabo Estaca de Bares comienza mañana y se prolongará hasta el próximo 11 de noviembre, día incluido.

En la zona comprendida entre Cabo Estaca de Bares hasta el Río Eo, incluyendo la ría del Barqueiro, la veda comenzará el 30 de junio, sábado, y se prolongará hasta el próximo 2 de diciembre.

Así lo especifica la resolución por la que se aprueba el plan de gestión de estas especies para la campaña 2018-2019, que establece el período de veda para este año en las provincias de A Coruña y Pontevedra desde las 00:00 horas del sábado, 23 de junio hasta las 00:00 horas del domingo, 11 de noviembre. En la provincia de Lugo la veda se prolongará de las 00:00 horas del día 30 de junio hasta las 00:00 horas del domingo, 2 de diciembre.

Desde el 1 de noviembre de 2017, día desde el que estuvo autorizada la extracción del centollo, hasta la actualidad se vendieron en las lonjas gallegas más de 518 toneladas de esta especie por un importe de más de 4,5 millones de euros según los datos provisionales.

Esto supone un 96% más de producto y un 27% más de facturación en relación a la campaña anterior. En lo relativo al buey, desde lo 1 de noviembre de 2017 hasta la actualidad se descargaron en las lonjas más de 17 toneladas de esta especie por un importe de más de 130.000 euros.

El período de veda significa que queda expresamente prohibida la captura de estas especies para todas las embarcaciones por medio de cualquier arte en nuestra comunidad. Así las embarcaciones dedicadas a la captura de centollo y buey con nasas deberán retirarlas de su calado y llevarlas a puerto.

La veda es una de las medidas que contribuye a aumentar la biomasa y la regular la pesquería del centollo y del buey con el fin de ajustar la gestión pesquera al ciclo de vida de la especie y así proteger su reproducción y contribuir a una explotación más sostenible.