El Concello de Nigrán celebra que la Xunta cumpla al fin su demanda de dar continuidad a la senda peatonal de A Ramallosa a Playa América, obra que comenzó esta semana y que desde lo gobierno local se reclamó durante años, incluso a través de enmienda a los presupuestos de la Xunta.

La senda peatonal y ciclista que recorre el litoral desde A Ramallosa a Panxón (el sendero azul) finaliza abruptamente en A Foz, impidiéndole a peones y ciclistas continuar hacia playa América de una manera segura y accesible porque incomprensiblemente no se habilitaron los 300 metros siguientes que ahora permitirán llegar al trazado del arenal sin peligro alguno”, indica el regidor.

González explica que “avalo este nuevo proyecto que implica desplazar más a la margen derecha la isleta de Torrente Ballester y humanizar ese tramo de viviendas. En esta calle (zona de A Foz hacia Monte Lourido) el Concello consiguió hace un año que se pintara un paso de cebra, ya que en esta carretera que une A Ramallosa y Playa América no existían”.

El regidor recuerda que aún tiene pendiente la actuación de la Xunta en Otero Pedrayo (PO-552), una carretera estratégica que une Nigrán y Panxón y que presenta un estado de aceras tan lamentable que mismo el Pleno de Nigrán instó en julio a la Xunta a que lo arreglara, o las aceras desde el Centro de Salud de A Xunqueira a Ramallosa.