ALFREDO // El Talaso Atlántico de Oia

El I Foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas (FIAMAM) que se celebra en Oia, continuó esta mañana con la ponencia de Leonel Pereira, biólogo experto en algas, de la Universidad de Coimbra.

Pereira indicó que con el calentamiento global habrá un cambio en el tipo de algas en las rías gallegas y el norte de Portugal donde se incrementará la presencia algas rojas. Esto llevará a que la industria que se ha asentado en la Comunidad en los últimos años, tenga que adaptarse a este cambio. Pereira, gran defensor del consumo de algas, explicó que España y Portugal no están, ni de lejos, en los primeros puestos de los países que consumen más algas en su dieta diaria. En su mayoría, los

consumidores principales de este producto son los países asiáticos y europeos, con costa, y que han estado implicados en la primera y segunda guerra mundial. Esto se debe a que en estos periodos de la historia la población se ve obligada a buscar otras fuentes de alimentación diferentes de las habituales. Pereira defendió que las algas son productos con un alto contenido en carbohidratos, fibra, minerales y proteínas. Pereira también advirtió que las personas que extraigan algas para su consumo deben recibir una formación previa, como ocurre con las setas, sobre todo para respetar un recurso natural del que dependen los ecosistemas marinos.

También sobre algas pero sobre su aplicación farmacológica y dermocosmética, habló Lourdes Mourelle, investigadora de Física Aplicada de la Universidade de Vigo, que forma parte de la primera publicación, coordinada por el Collage University de Dublín, sobre un estudio científico de productos farmacológicos elaborados a partir de sustancias bioactivas de las algas, sobre todo, para tratar procesos inflamatorios, resultando fármacos menos agresivos y con menos efectos secundarios. Mourelle ha sido la encargada de realizar la revisión científica de esta publicación, de la que la investigadora de Vigo es la única española que participa.

Otro de los ponentes de hoy fue el doctor Franco Lamacchia, un referente en le tratamiento de los problemas de las vías altas con agua de mar. Lamacchia explicó que en Italia, donde se encentra el centro del que es director médico, los otorrinos recomiendan a sus pacientes que traten inflamaciones como la sinusitis con inhalaciones de agua de mar. La cura inhalatoria, que según Lamacchia ofrece una resultados muy positivos en sinusitis, la reciben al día en este centro italiano una media de 1.500 personas, siendo un tratamiento complementario muy habitual en este país.

En este sentido, expertos de talasoterapia de España alabaron esta mañana en Oia la gran implantación que hay de estas técnicas en países vecinos frente a España. Rosana Canda, directora de Talaso Atlántico señaló hoy durante la inauguración oficial del I foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas que este encuentro había nacido con el objetivo de ahondar en la necesidad de colocar a la talasoterapia en España y, concretamente en Galicia, en el lugar que se merece. “Este foro surgió como un espacio de reflexión y debate sobre el inmenso potencial del agua de mar y de las altas para nuestra salud. Nuestra vocación es que se convierta en una cita periódica”.

El I Foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas está organizado por Talaso Atlántico, la Asociación Iberoamericana de Peloides Termales, la Facultad de Ciencias de Mar de la Universidade de Vigo y la Sociedad Científico-Técnico Gallega de Talasoterapia. Colaboran empresas y entidades como Algamar, Laboratorios Quinton, y la Sociedad Española de Talasoterapia.