El Departamento de Educación del Concello de Tomiño, convocó sendas reuniones los días 29 y 30 de julio con los equipos directivos de los centros educativos y ANPAS del municipio con el fin de realizar una valoración conjunta del “Protocolo de adaptación ao contexto da COVID-19 para o inicio do desenvolvemento da actividade lectiva no curso académico 2020/2021”, impuesto por la Xunta de Galicia.

Cada representante de los centros de enseñanza y de las ANPAS trasladó sus preocupaciones sobre el escenario que se presenta este próximo curso, haciendo hincapié en las dificultades y necesidades que observan para un correcto desarrollo del mismo. Para los centros, la principal preocupación es la responsabilidad única que recae sobre los equipos directivos para adaptar el transcurso de la jornada lectiva a las medidas impuestas, teniendo que atender a todas las modificaciones, tanto de equipaciones, como de dinámicas del colegio.

Entre las dificultades recurrentes se encuentran la falta de espacio físico y de personal docente para desdoblar los grupos de cada aula y para reorganizar los recreos (adelantaron que en Primaria harán dos turnos sucesivos de recreo, y en Secundaria delimitarán zonas determinadas para distribuir el alumnado).

Entre las necesidades más demandadas, el refuerzo del servicio de limpieza, para acomodarlo a las medidas del protocolo, teniendo que actuar más veces a lo largo de la jornada lectiva. Ante esta situación, el Concello hará una reunión con las limpiadoras municipales, para intentar organizar el trabajo en base a unas franjas horarias para poder limpiar y desinfectar aseos y zona comunes.

Con todo, el Concello solicitará a la Consellería de Educación de la Xunta, alguna ayuda económica para poder enfrentar los costes derivados del refuerzo del servicio de limpieza, que recae en su totalidad en el ente municipal.

Por otra parte, los centros y ANPAS demandaron contar con los datos de contacto de la persona de referencia del centro de salud, coordinadora de las actuaciones relacionadas con el COVID-19, con la cual poder mantener un flujo constante de información, cuando sea necesario.

En cuanto al comedor escolar, en los centros en los que disponen de este servicio, modificarán su dinámica y distribución, necesitando más personal, mientras que en el IES contemplan suspender el servicio del “Espazo Xantar”.

Las ANPAS trasladaron su preocupación por el mantenimiento del servicio de comedor, contemplando también un posible protocolo para establecer unos criterios de acceso a este servicio, teniendo en consideración las prioridades y necesidades de las familias, pero de momento no contemplan la idea de suspender estos servicios, ya que eso supondría grandes dificultades de conciliación para las familias.

Tampoco piensan en suspender las aulas matinales que ya funcionan, y que cubren las necesidades de muchas familias, pero demandan que se amplíen las ayudas destinadas a este servicio, y a otros de apoyo a la conciliación o necesidades psicosociales y de aprendizaje, utilizando los fondos de las actividades extraescolares, que de celebrarse, lo harán recientemente en el segundo trimestre.

En lo referente al traslado del alumnado a los centros de enseñanza, el representante de la ANPA del IES propuso la idea para fomentar los desplazamientos de manera individual, ya sea a pie o en bicicleta, a través de un modelo semejante a los caminos escolares implementados en centros de infantil y primaria, o acercados por los progenitores o personas responsables.

Aula de estudio e internet

Como refuerzo socio-educativo externo al ámbito escolar, desde el Departamento de Educación del Concello, se va a impulsar un Aula de estudio en la Casa de la Cultura, un espacio municipal con equipaciones destinadas al estudio y a la conectividad a equipos informáticos, para que el alumnado que así lo desee pueda acudir para estudiar, consultar información, realizar e imprimir trabajos u otras tareas relacionadas con su aprendizaje.

Se contempla, al mismo tiempo, un proceso de formación, coordinado con las ANPAS y los Servicios Sociales municipales, para las familias del alumnado que más lo necesiten, con el fin de reforzar el apoyo a la hora de realizar las tareas educativas en el ámbito doméstico, así como gestionar el acceso a las aulas virtuales de los centros.

Desde o departamento de Educación e Benestar Social do Concello estaremos atentos ao transcurso da situación e intentaremos anticipar, na medida do posible, diferentes accións para cubrir as necesidades e superar as dificultades que poidan aparecer no seo das familias, no ámbito socio-educativo, centrándonos no benestar dos nenos e nenas do noso municipio”, explican.