El Concello de Gondomar se ha sumado a la repulsa de condena por los atentados de Barcelona con un minuto de silencio y las banderas a media hasta.

Fueron numerosos los vecinos y turistas los que acompañaron a los miembros de la Corporación Municipal, Policía Local y funcionarios a las puertas del Casa Consistorial.