El Concello de Tomiño acaba de iniciar una serie de obras de mejora integral en A Calle, en su confluencia con la Avenida Ordóñez, en la parroquia de Goián, donde además del asfaltado de la calle se procederá a realizar actuaciones para mejorar la seguridad viaria de los vecinos del municipio.

Con un presupuesto de cercano de 21.000 euros, el Concello pavimentará esta calle y pondrá en cuota las tapas de las alcantarillas distribuidas por la zona. Las obras de mejora también contemplan la colocación de elementos que obliguen a la reducción de velocidad en ambas calles.

El Concello colocará en A Calle un lomo o una banda reductora para que los conductores circulen por esta calle a la velocidad idónea, mientras que en la Avenida Ordóñez se construirá un paso de cebra sobreelevado que garantice a los vecinos poder cruzar con seguridad.

Tras las obras de mejora se instalará también nueva señalización y una cámara para una mejor regulación del tráfico que ayude además a velar por la seguridad viaria de todos los tomiñeses.