Continúan las obras de reacondicionamiento de la plaza de abastos de O Porriño, que contará con varias fases para modernizar las instalaciones y su entorno.

En esta segunda fase, se está a sustituir la zona de la carpintería metálica opaca en la parte alta de los laterales de dos fachadas por grandes ventanales con carpintería de aluminio, que permitirán una mayor entrada de luz natural al tiempo que proporcionarán mayor aislamiento térmico y acústico. Está previsto que estas obras finalicen en un mes.

El alcalde, Alejandro Lorenzo, comenta que “a luz natural nun espacio pechado é algo moi valorado por todos os usuarios e usuarias, e esta mellora da praza de abastos axudará a darlle máis luminosidade aos postos deste punto neurálxico do comercio da comarca”.

La primera fase del acondicionamiento de la plaza de abastos concluyó a mediados de marzo, cuando se reabrieron las puertas después de un mes de obras en las que se renovaron el pavimento, la fontanería y la instalación eléctrica, y se repararon los daños de la estructura.