ALFREDO // Ricardo Chamadoira, uno de los vecinos afectados

Vecinos del Barrio del Río en Vilaza se encontraron ayer por la mañana con el puente que une el lugar con Gondomar vallado por la Policía Local, impidiendo tanto el paso peatonal como de vehículos.

El motivo no es otro que el desprendimiento de las barandillas y del guardarraíl de protección de unos de los laterales del puente que se precipitaron sobre el Río Zamáns. “Llevamos años reclamando al Concello el arreglo del puente por el peligro de que un día pudiera pasar algo. Afortunadamente este desprendimiento ocurrió el martes por la tarde-noche, lo que evitó males mayores”, señala Ricardo Chamadoira, uno de los vecinos afectados por el corte del viaducto.

El pequeño puente de piedra de más de cien años y próximo a decenas de molinos de agua es muy utilizado por los vecinos que les sirve de atajo para ir a centro de Gondomar. “Somos unos 30 los vecinos afectados. Ahora tenemos que dar un rodeo de unos tres kilómetros. Lo peor es que si hay un incendio, un camión de bomberos no puede pasar porque por el otro lado la carretera es muy estrecha”, apunta Chamadoira.

Los vecinos reclaman una actuación urgente sobre el puente con barandillas homologadas para que los niños puedan acercarse a ver el río y un firme en condiciones, “lo que llevamos pidiendo hace unos cuatro años”, apunta Chamadoira.

Concello

En el viaducto se realizaron en su día obras de ensanche con hormigón para que pudieran pasar mejor los vehículos, quedando parte de la estructura suspendida en el aire, que fue lo que se desprendió. “Sabemos la preocupación y el enfado de los vecinos, pero llevamos mucho tiempo esperando por el informe de Patrimonio para hacer las obras y arreglar el viejo puente de piedra”, indica el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira.

El Concello ya tiene el proyecto de recuperación del viaducto. Las obras, para las cuales se destinarán cerca de 40.000 euros, consistirán en mantener la estructura de piedra, iluminar la zona, poner adoquines y señales de preferencia de paso para los vehículos.

“Estamos moviendo todos los papeles para hacer la obra con urgencia y empezar ya. No es normal que por culpa de un informe de Patrimonio tengamos la obra parada desde hace mucho tiempo”, señala el regidor.