Rubén Millán del Kayak Tudense

Roi Rodríguez, Rubén Millán, Brais Casás y David Durán afrontarán desde este jueves el control selectivo que decide las plazas para el Campeonato del Mundo que se disputará a finales del presente mes en Racice (República Checa).

Las pruebas se desarrollarán el jueves y el viernes en el embalse de Trasona. Los componentes del Kayak Tudense llevan varias semanas de entrenamiento para uno los momentos más importantes de la temporada.

Rubén Millán y Roi Rodríguez serán los que tengan un doble examen. Ambos competirán juntos en K-2 1.000 metros. Según el calendario de la competición, la final será ya el jueves a primera hora de la mañana. Los dos también intentarán conseguir la plaza mundialista en K-1 1.000 metros el viernes. Por su parte, Brais Casás y Daniel Durán lo harán en C-1 1.000 metros. La final de esta regata se celebrará el viernes.

Los palistas del Kayak Tudense se encuentran ante una de las citas más importantes de la temporada. Después de competir en el Campeonato de Europa, todos ellos han trabajado por llegar en las mejores condiciones posibles a un examen que es decisivo. Los cuatro parten con opciones en sus categorías, aunque a la cita están anotados también los mejores a nivel nacional. En el control selectivo se otorgarán nueve plazas para el Campeonato del Mundo de Racice (República Checa) que se celebrará entre los días 24 y 27 de agosto.

Mientras tanto, el Kayak Tudense sigue con su trabajo de organización del Descenso del Miño, que se disputará el 19 de este mes. Todavía hay plazas disponibles en el descenso popular siempre que se cuente con una embarcación propia. En el de competición, que será entre Salvaterra de Miño y Tui, se disputará por la tarde. La entidad tudense ha invitado a Manuel Busto y Beatriz Manchón a participar en la misma sin ningún tipo de restricción. Ambos no pudieron participar en el Descenso del Sella.