GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO

Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño, denunciaron este fin de semana al conductor de una ambulancia que triplicaba la tasa de alcohol permitida, después de haber colisionado con un turismo en la A-55 y abandonar el lugar del accidente.

A secuencia de hechos que dieron lugar a la denuncia se inicia a raíz de varias alertas telefónicas informando de que una ambulancia circulaba en zigzag por la autovía A-55, en el tramo comprendido entre Vigo y Tui. Inmediatamente después de activarse el dispositivo para su localización, se tiene noticia de una colisión por alcance en el Km. 15:300 de la misma carretera, a la altura de O Porriño, en la que se encuentra implicada una ambulancia en servicio, que había colisionado contra un turismo. El conductor de la ambulancia se ausentó del lugar sin dar explicaciones ni facilitar sus datos personales al usuario del otro vehículo contra el que había colisionado.

Según se pudo averiguar, la ambulancia se encontraba realizando un servicio de traslado con 3 pacientes de diálisis desde el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo al Rosal. Las investigaciones realizadas por el Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño han permitido localizar al conductor de la ambulancia, que fue interceptada por el Equipo de Atestados en la localidad de Tabagón (O Rosal). Se comprobó que su conductor triplicaba la tasa de alcohol permitida permitido para este tipo de profesionales de servicio público de urgencias.

Ante esta situación, la Guardia Civil procedió a la inmovilización del vehículo y la empresa tuvo que enviar otra ambulancia para hacerse cargo de los tres usuarios y completar su regreso a destino.

Por su parte, el conductor de la ambulancia fue denunciado por superar la tasa de alcohol permitido y por una falta de respeto y consideración hacia de los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, por su comportamiento y malos modos durante la realización de las pruebas de alcoholemia.