El secretario general de los socialistas de la provincia de Pontevedra, David Regades, tomó parte en la manifestación celebrada en la noche del pasado martes en A Guarda en protesta por los recortes en la red de atención primaria del Baixo Miño.

Regades, que estuvo acompañado del alcalde guardés, Antonio Lomba, y del de Tui, Enrique Cabaleiro, así como de dirigentes socialistas de la comarca, denunció la precariedad y la insuficiencia del servicio que está recibiendo el vecindario de estos Concellos.

Tan sólo en los Concellos de A Guarda, Oia y O Rosal faltan, en estos momentos, “entre plazas vacantes y bajas de larga duración, un total de 8 médicos y una pediatra. La Sanidad es el más básico de los servicios básicos y lo que está sucediendo en la Atención Primaria es una vergüenza. Así no, señor Feijoo”, afirmó Regades, quien afeó además a la Xunta de Galicia que tenga la osadía de aprobar unos Presupuestos Generales para 2022 en el que el presupuesto para Atención Primaria se reduce en 2 millones “mientras Feijóo presume de una grosera rebaja de impuestos a los más ricos”, advierte Regades.

Por su parte, los socialistas de Oia, que también asistieron a la manifestación, afirman que “la situación del Centro de Salud de Oia continúa a ser muy precaria. Desde el pasado día 1 de diciembre los vecinos del municipio nos encontramos nuevamente con un sólo médico para atender a todos los pacientes que acuden al Centro de Salud y continuamos sin servicio de pediatría, situación esta última que, arrastramos desde marzo del año 2020”.

Desde el PSdeG de Oia expresan su más enérgica repulsa ante esta situación y piden a los responsables políticos, alcaldesa y al Conselleiro de Sanidade de la Xunta de Galicia, “que se ponga remedio la esta situación”.