Acueducto do Bravo

Voluntarios del Proxecto Ríos de Gondomar, hacen una doble denuncia sobre el patrimonio natural y cultural de la villa Condal. Por un lado, el estado de abandono de un elemento patrimonial tan importante como es el Acueducto do Bravo, pintado con varios grafitis “ou, millor dito, emborrallado con pintura”, advierten, y por otro lado, los accesos al mismo están llenos de maleza. “Non entendemos cómo no século XXI esta referencia de enxeñería civil fluvial do século XVII pode estar neste estado de abandono pola administración e por un sector da veciñanza”, apuntan.

También denuncian un año más la basura depositada en el propio acueducto y en las márgenes del río Zamáns, que discurre por debajo. “Dito lixo claramente indica a idade dos que o deixaron alí. A educación medioambiental coma a educación en xeral susténtase en tres pilares a lo menos: a familia e a escola en maior medida, pero tamén nas administración, neste caso na local, sobor de todo. Está última ten mecanismos para frear estas conductas e aplicar as leis e outro xeito de pedagoxía”, explican.

Los voluntarios aprovechan para anunciar la próxima limpieza organizada por Proxecto Ríos en los cursos fluviales de Gondomar será el último domingo de septiembre.