La Comunidad de Montes de Camposancos denuncia públicamente, al tiempo que expresa su preocupación, diversos actos vandálicos que se están produciendo dentro de sus límites y que atentan contra elementos de su propiedad de uso público.

Durante el pasado fin de semana, entre la tarde del sábado día 16 y la mañana del domingo 17, desaparecieron dos bancos fabricados con troncos de eucalipto, colocados por la Comunidad de Montes de Camposancos para uso y disfrute del vecindario en las cercanías del Outeiro do Lobo, al lado del llamado «Camiño do Carro» en el monte de Santa Trega.

Del mismo modo, y a lo largo de esta semana, también desaparecieron dos barandillas de las entradas al stand del Parque «Finca do Crego”, que se encontraban dentro del recinto de uso público que la Comunidad de Montes tiene en la parroquia de Camposancos.

La Xunta Rectora advierte “que estas acciones atentan contra la propiedad privada de la Comunidad de Montes, que acarrean prejuízos al vecindario, que van a ser investigadas y que pueden ocasionar a los causantes consecuencias legales”.