ALFREDO // Archivo

La Guardia Civil ha detenido en Tui a una conductora de una autocaravana que trasportaba en su interior 50.000 cajetillas de tabaco de contrabando, sin sus preceptivas precintas fiscales.

Los hechos sucedieron a las 21:00 horas del pasado lunes en un control de carretera que realiza aleatoriamente la Guardia Civil en la A-55. Los agentes le dieron el alto a una autocaravana que circulaba en dirección Portugal. La conductora, no sólo ignoró la orden de los guardias, sino que, aceleró, se dio a la fuga y casi los atropella.

Los agentes consiguieron interceptar el vehículo y detener a la conductora. Al inspeccionar la autocaravana, encontraron en su interior algo más de 50.000 cajetillas de tabaco de una conocida marca sin los precintos reglamentarios exigidos por la normativa de impuestos especiales y de fabricación. Por es motivo, la conductora fue detenida por un delito de contrabando de tabaco y otro contra la seguridad vial. Ahora se enfrenta a pena de cárcel y a una sanción económica.