BANDALLO // Agentes de la Guardia Civil de Baiona en el mercado de Sabarís. (Archivo)

La Guardia Civil detuvo ayer a R.H.M., de 29 años y vecino de Baiona, como supuesto autor de un delito de robo con violencia y dos más por quebramiento de condena.

La Guardia Civil se personó ayer en una de las calles de la villa después de que una llamada al cuartel avisara que un joven estaba agrediendo a una mujer. Los agentes se entrevistaron con la víctima quien les narró que cuando pasaba por la calle que se encuentra próxima a la vivienda de su hijo, este salió de la misma gritándole que le diera el móvil y al no acceder comenzó a agredirla con golpes en la cabeza lo que  provocó que el móvil se le cayera al suelo, momento en que el agresor se apoderó de él y se marchó del lugar.

Poco después la Guardia Civil procedió a su detención y conducción a las dependencias oficiales del Puesto Principal de Baiona-Nigrán para la instrucción de las correspondientes diligencias, donde se pudo comprobar que tenía en vigor una orden de alejamiento a favor de su madre dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 y cumplía una condena de arresto domiciliario decretada por el Juzgado de Instrucción número 6, ambos de Vigo.

El detenido, que cuenta con amplios antecedentes policiales, será entregado, junto con las diligencias instruidas, en el Juzgado de Instrucción número 2 de Vigo.