Policía Local de Gondomar
ALFREDO

La Policía Local de Gondomar, en colaboración con la Guardia Civil, ha detenido este jueves a un conductor por desobediencia grave a los agentes de la autoridad y por ser el presunto autor de un delito contra la seguridad vial, tras realizar varios trompos en una glorieta del centro de la villa Condal.

Los hechos ocurrieron a las 8:55 horas de este jueves, cuando una patrulla de la Policía Local se encontraba regulando el tráfico en el colegio Chano Piñeiro y es avisada por varios padres de los alumnos del centro escolar, de que un individuo estaba realizando trompos con un coche en la rotonda de la calle Elduayen.

Rápidamente los agentes se dirigen al lugar en donde varios testigos les indican que el vehículo es un Honda Civic y les dan la matrícula. Con esta descripción, peinan la zona con la ayuda de la Guardia Civil de Gondomar. A los pocos minutos localizan el vehículo cuyo conductor, al darse de cuenta de que es identificado, baja del turismo y se da a la fuga a pie. Los agente corren tras él e interceptan al joven, el cual, presentaba signos de estar bajos los efectos de bebidas alcohólicas. El conductor se resiste a la detección y se niega a realizar la prueba de alcoholemia. El detenido es un vecino de Gondomar de 26 años que ya pasó a disposición judicial.