GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino del municipio de Tomiño acusado de un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de estupefacientes.

Los hechos sucedieron durante la madrugada de ayer cuando una patrulla de seguridad ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Tomiño intercepta un vehículo que supuestamente se dirigía hacia el embarcadero del río Miño.

La actitud nerviosa del conductor cuando estaba siendo identificado y el sensible olor a marihuana que desprendía el vehículo, dio lugar a que la patrulla realizase un exhaustivo registro del turismo, donde se encontró una cartera que contenía cerca de 400 euros en billetes.

En el cacheo que se le hizo al conductor, después de haber manifestado que sólo portaba un “porro”, se le encontró una cartera que llevaba escondida entre su ropa interior con ocho dosis de cocaína y varias de marihuana.

Con la incautación de la droga y el dinero se procedió a la detención del conductor del vehículo, de 32 años, vecino de Tomiño, como supuesto autor de un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de estupefacientes.

El detenido, junto con la droga y el dinero intervenido, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Tui, que decretó su libertad provisional con cargos.