Detenidos tres miembros de una banda que cometió más de 30 robos en vehículos en la provincia de Pontevedra
CEDIDA // Guardia Civil.

La Guardia Civil detuvo a tres vecinos de las comarcas de O Condado y Paradanta, acusados de la comisión de, al menos, 30 robos en el interior de vehículos cometidos durante los últimos meses en distintas localidades de la provincia de Pontevedra. 

La proliferación de este tipo de robos en vehículos dio lugar a que, en el mes de septiembre, el Grupo de Delitos Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra, con el apoyo del Área de Investigación del Puesto de Ponteareas, abriese una investigación con el nombre de “Operación Orbital”.

En el marco de esta operación la Guardia Civil procedió esta semana a la detención de tres personas: J.S.D de 44 años, vecino de Covelo, I.V.P., de 32 años, residente en Ponteareas y JM.V.F., de 41 años, vecino de Mondariz, a los que se les acusa de la comisión de 30 robos en el interior de vehículos que se habían cometido en: Pontecaldelas, Ponteareas, O Porriño y Mos.

En la práctica totalidad de los casos investigados se pudo apreciar que los vehículos en los que habían robado eran de las marcas Citroën Jumpy o Peugeot Partner. Se preocupaban también de que las furgonetas seleccionadas fuesen propiedad de empresas, teniendo en cuenta que lo que buscaban en su interior eran objetos y mercancía que tuviese fácil salida en el mercado negro, como: maquinaria, herramientas y otros efectos de uso industrial.
Otra de las características comunes era el modus operandi que utilizaban para la apertura de los coches, conocido por el método del “cordel”, que permitía la apertura del vehículo sin ningún tipo de forzamiento, a modo de llave falsa. Para ello, introducían en el interior de una de las puertas un cordón con un pequeño lazo corredizo, deslizándolo entre el marco y la goma de la misma. Una vez dentro, enganchaban el lazo al pestillo de apertura interior de la puerta para tirar posteriormente del mismo y produciendo la apertura sin ningún tipo de fuerza.

A mayores de estos robos, la Guardia Civil considera que los arrestados pudieron haber sido también los autores de varios hurtos en distintos establecimientos comerciales y hosteleros de las zonas donde venían actuando.

A raíz de las detenciones, se llevó a cabo un registro en Ponteareas, en el domicilio del principal responsable y dirigente del grupo, donde se pudieron recuperar algunas herramientas y maquinaria profesional de construcción y fontanería pertenecientes a las empresas titulares de los vehículos.

Dos de los detenidos fueron puestos en libertad en sede policial con la obligación de comparecer en el juzgado cuando sean citados y el tercero y principal dirigente del grupo fue puesto a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Número 1 de Ponteareas, que decretó su ingreso preventivo en prisión.