Detienen a un guardés por robar en una vivienda de Goian y en seis establecimientos comerciales de A Guarda
FOTO GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino de A Guarda e investiga a otros dos, como presuntos autores de cerca de una decena de robos cometidos durante los últimos meses en establecimientos comerciales y viviendas de la comarca de O Baixo Miño. 

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero a raíz de los robos que se venían produciendo en la zona sur de la provincia de Pontevedra, fundamentalmente en las localidades de A Guarda, O Rosal y Tomiño.

En el último de los robos investigados, que se cometió a finales del mes de abril en el tanatorio de A Guarda, los autores dejaron olvidados dos objetos que fueron fundamentales para la identificación de los presuntos autores: un mando a distancia de apertura de una puerta y un martillo.

Al comprobar la Guardia Civil que el mando a distancia abría la puerta de la vivienda donde residía el principal sospechoso, se centraron las investigaciones sobre las tres personas que residían en este domicilio, algunas de ellas conocidas por su adición al consumo de estupefacientes.

Las pesquisas realizadas por el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tui culminaron con la detención de R.L.S., de 31 años, vecino de A Guarda, que fue localizado y arrestado en Portomouro (A Coruña) en un centro terapéutico, al que se la acusa de la comisión de siete robos, uno de ellos en una vivienda de Goian y el resto en establecimientos comerciales (bares, talleres mecánicos, restaurantes, etc.) de la localidad de A Guarda.

Las otras dos personas que convivían con el detenido fueron investigadas, acusadas de los mismos delitos, por sus presuntas vinculaciones con los robos investigados. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Órdenes (A Coruña), que decretó su libertad provisional con cargos y reingreso en el centro terapéutico.