Diego Ruiloba

Una penalización de diez segundos, al adelantarse en la salida de la segunda pasada por el tramo de Ponte Caldelas, ha hecho perder el liderato a José Antonio ‘Cohete’ Suárez en la primera etapa del 57 Rallye Recalvi Rías Baixas. Hasta entonces el asturiano de Skoda había conseguido revertir la posición obtenida en el tramo de clasificación, marcando dos scratch en el arranque de la prueba y aupándose al primer puesto de la general provisional.

El ritmo volvía a ser frenético entre los tres equipos destacados en esta temporada, pero los sustos no tardaron en llegar. Alejandro Cachón salvaba por los pelos una salida de carretera con su Toyota GR Yaris, terminando la jornada finalmente segundo, mientras que Diego Ruiloba -el tercero en discordia en esta disputa- lograba mantener el ritmo y, sin mucho ruido pero igualmente rápido, hacerse con el liderato tras la penalización de Suárez y después de anotarse el mejor tiempo en el TC3 Ponte Caldelas y hacer segundo en el TC4 Cotobade -Ponte Caldelas. El piloto de Citroën duerme líder del “Rías” con 2.9 segundos de ventaja sobre Cachón y tres sobre “Cohete”.

La carrera está complementa abierta y se augura una pelea por la victoria hasta el último metro del último tramo cronometrado del rallye; otro de los motivos por los que el público se ha acercado en masa a los tramos cronometrados de esta primera jornada.

Por detrás del trío de cabeza, problemas con las ruedas han retrasado a Javier Pardo en la general; una situación que ha aprovechado Jorge Cagiao para hacerse con la cuarta plaza, incluso arrastrando un proceso infeccioso que no le permite rendir al máximo. El de Narón ha sacado partido a los rápidos tramos de la primera etapa para suplir la tracción trasera de su Alpine A110 R-GT frente a los todopoderosos 4×4, aguantando incluso el empuje de Pardo en su intento de recuperar tiempo y posiciones. Dani Berdomás, Iván Ares y Sergi Pérez se han clasificado a continuación.

En las Copas…

Jose Manuel Lamela dominó durante toda la jornada la Toyota Gazoo Racing Iberian Cup; Unai de la Dehesa acaba líder el Desafío Peugeot España y la Peugeot Rally Cup Ibérica mientras que Juan Manuel Maña se aupó al primer puesto de la Clio Trophy Spain Asfalto en el último tramo del día. En la Copa Hyundai i20 N Rallye lidera Sergio López, la Dacia Sandero Evo Cup la encabeza Juan Carlos Castro y entre los equipos locales, encuadrados dentro del Criterium Recalvi, el más rápido este viernes fue Pablo Pazó con su Talbot Sunbeam Lotus aunque con el Porsche 911 GT3 de Jorge Pérez pisándole los talones.

La jornada concluyó con más de una docena de abandonos por problemas en sus vehículos entre ellos, Óscar Palomo, Álvaro Muñiz e Iván Raña.

Este sábado, tres tramos más a doble pasada

La segunda y última jornada del 57º Rallye Recalvi Rías Baixas se presenta apasionante y de lo más atractiva para los aficionados al motor.

La competición arranca a las 11 horas con la disputa del TC5 Vigo-Nigrán (13.10 km). Le seguirá el TC6 Gondomar-Porriño (11,45 km) y a las 12.45 arrancará el TC Plus de Salceda, una especial de 12 kilómetros donde se ponen en juego, 3, 2 y 1 punto para los tres primeros clasificados y que será retransmitida en directo a través del streaming de la Real Federación Española de Automovilismo.

Tras él, los vehículos harán una parada de reagrupamiento de media hora en Porriño y posteriormente se dirigirán a las asistencias de Samil.

Los tramos de la tarde, donde se decidirá la victoria del 57º Rallye Recalvi Rías Baixas darán comienzo a las 15.10 horas y se correrán en el mismo orden de la mañana; TC 8 Vigo-Nigrán, TC9 Gondomar-Porriño, que arrancará pasadas las 18 horas y la última especial donde se proclamará el ganador de la prueba, el TC10 Salceda.

Desde allí los equipos se dirigirán al centro de la ciudad de Vigo para participar en la Ceremonia de entrega de trofeos, prevista para 20 horas y que pondrá el cierre al regreso del “Rías” a la élite del nacional de rallyes.