El AECT Rio Minho ha sido anfitrión este martes en Vila Nova de Cerveira del Encontro de Cooperación Transfronteiriza, organizado junto con el Gobierno portugués y el CCDR-N para abordar los retos de futuro de los territorios transfronterizos.

El vicedirector del agrupamiento, Uxío Benítez, se ha mostrado muy satisfecho con el resultado del encuentro, y en especial con las declaraciones de la ministra de Cohesión Territorial portuguesa, Ana Abrunhosa. La ministra se manifestó claramente a favor de destinar más fondos europeos y estatales a las zonas de fronteras.

En el encuentro participaron los responsables de Reto demográfico y Fondos Europeos del Gobierno de España, la secretaria de Función Pública y Valorización del Interior portuguesa, el presidente de la Xunta de Galicia y el presidente de la CCDR-N.

La ministra Abrunhosa reconoció también que el cierre de la frontera debido a la pandemia supuso una «situación dramática» para el territorio del Miño. Manifestó su deseo de que no se repita, y anunció que el territorio del Miño cuenta con el compromiso del gobierno portugués para recibir importantes inversiones.

En la misma línea, el presidente del CCDR-N Antonio Cunha reivindicó que el territorio gallego y del Norte de Portugal debe ser «ambicioso y visionario» y procurar fuentes alternativas de financiación, además de conseguir candidaturas en el próximo cuadro europeo 21-27.

Por su parte, el director del AECT Rio Minho, Fernando Nogueira, habló de las «muchas expectativas» existentes para que el territorio se recupere tras el cierre. Remarcó la necesidad de una tarjeta transfronteriza que facilite la movilidad de la ciudadanía de la zona, la implementación de una ITI para desarrollar económicamente el territorio y la inyección de fondos de resiliencia y recuperación. «A fronteira agarda un plan real e oficial para o territorio tranfronteirizo», finalizó.

El presidente de la Xunta centró su intervención en la defensa del regionalismo europeo y en el entramado complejo que debe seguir la cooperación transfronteriza gracias a los gobiernos locales, regionales y estatales. «Temos que reivindicar esta terra como xerme do europeísmo. Os raianos fomos os primeiros europeos que existiron», destacó.