ALFREDO // Gonzalo y Tirso en Baiona

Tiene tan sólo 20 años y es campeón del mundo de vela júnior por cuarto año consecutivo. El baionés Gonzalo Martínez, aunque residente en As Mariñas, Oia, se proclamó el pasado mes de julio en Italia, junto con su compañero y amigo, Tirso Cerqueira (21 años de Vigo), campeón del mundo de vela júnior de la clase Vaurien.

Es un sueño hecho realidad. El trabajo en equipo y el esfuerzo se vio recompensado con los cuatro mundiales a pesar de las pocas ayudas que tenemos”, señaló Gonzalo que trabaja de monitor de la clase Láser en el Marítimo de Canido y estudia ingeniera mecánica en el CUVI.

Empezó en el mundo de la vela a los siete años. “Hice un cursillo de verano en el Monterreal, me gustó y me enchufé en el Optimist hasta los 15 años. Luego me fui para el Marítimo de Canido a navegar en Láser, donde conocí a Tirso. Juntos nos embarcamos en la clase Vaurien donde ganamos los cuatro mundiales”, señaló el deportista.

Su primer mundial lo ganaron en el 2016 en Viana do Castelo, Portugal. El año siguiente, en el 2017, repitieron la hazaña en Polonia y volvieron a cruzar la línea de meta en primer lugar quedando sextos de la general. Su mejor participación mundialista fue en Alemania en el 2018, que además lograr el oro, quedaron terceros en la clasificación absoluta. “Fue un gran año para nosotros, ganamos el mundial y quedamos terceros en la general. Eso fue lo que más nos llenó”, indicó el baionés.

Su último mundial lo lograron a finales del pasado mes de julio en el “Lago di Como”, Italia. “En los tres primeros mundiales participamos por el Marítimo de Canido, este año fuimos por nuestra cuenta y nos gastamos unos 1.000 euros cada uno”, declaró el cuádruple campeón del mundo.

A pesar de sus logros deportivos no reciben ninguna ayuda por parte de las administraciones, por lo que los dos campeones del mundo buscan patrocinadores para poder continuar con su carrera deportiva.