El centro de Nigrán gana en seguridad y accesibilidad con un nuevo paso de peatones
CEDIDA // Concello de Nigrán.

El centro de Nigrán es desde esta semana más seguro y accesible. Un nuevo paso de cebra conecta la Rúa dos Pazos (PO-3320) con el torreiro de As Angustias al tiempo que se reubicaron los del cruce con la Avenida Val Miñor, a escasos metros.

Ambas actuaciones, enmarcadas en el programa municipal “Un Nigrán para todos”, fueron reclamadas reiteradamente desde las entidades vecinales y los comerciantes de la zona durante años, consiguiéndose ahora gracias a colaboración entre el Concello de Nigrán y Xunta de Galicia (titular de estas carreteras).

En el Torreiro de As Angustias se encuentra la capilla y el centro cultural, por lo que existe mucho tránsito de caminantes que hasta ahora no tenían un paso de cebra que conectara directamente la carretera principal con el lugar. Por otra parte, los dos pasos situados en el cruce con Val Miñor (sitos en Otero Pedrayo y Rúa dos Pazos) fueron reubicados y rebajados en las aceras para otorgarle accesibilidad y mejorar la seguridad (estaban pintados demasiado arriba de la Avenida, por donde circulan vehículos a mayor velocidad ).

“El objetivo de todas estas actuaciones es priorizar la movilidad peatonal siempre con la máxima seguridad y atendiendo las necesidades de aquellas personas que padecen algún tipo de discapacidad, por eso tienen que ser siempre soluciones accesibles para todos, como ejemplo, los pasos del cruce con Avenida Val Miñor no estaban rebajados en la acera”, explica el regidor, Juan González. De hecho, en esta misma carretera y en las más transitadas del núcleo urbano el Ayuntamiento instaló semáforos inteligentes para personas con problemas de visión.

La colaboración entre la administración local y la autonómica ya permitió recién dar respuesta a demandas históricas como los nuevos pasos de cebra en Estrada pola Vía o en A Foz, o la mejora de la seguridad en el entorno de IES Escolas Proval.