Increíble partido de futbol sala disputado en la tarde de este domingo en el Pabellón Novo de Tui donde se enfrentaron, sin duda, dos de los mejores equipos de la categoría. Con más de 120 espectadores en las gradas, el partido tuvo alternativas, emoción y una definición a penaltys porque ambos conjuntos pelearon hasta el final sin sacarse diferencias.

El Cereixa Gondomar FS salió decidido a ser el protagonista del partido y tuvo dificultades para encontrar espacios en una buena defensa de los locales. Pocas ocasiones pero en una final y con tanto en juego, ninguno de los dos equipos quería dar ventajas. Sin embargo y pese a que los miñoranos disfrutaron de dos claras ocasiones de gol (una de ellas al palo), sería el Quinta de Tui el que abriría el marcador por medio de un lanzamiento de falta directo (1-0). El golpe se hizo notar en los visitantes que llegaron al vestuario tocados en su orgullo.

En la reanudación el visitante intentó acercarse al empate pero una meritoria parada del portero local mantenía el partido en desventaja. Sin embargo el partido cambió con la expulsión de uno de los locales y la oportunidad para los gondomareños de realizar un ataque en superioridad durante 2 minutos. Alex Cabral Álvarez culminaba una buena posesión del Cereixa FS para conseguir el empate (1-1).

El partido se volvía a igualar y la final otra vez estaba abierta. Pero no sería sencillo para los de Vincios, que vieron como una decisión arbitral marcaría el choque; falta discutida de Edu Rodríguez Pérez que tenía amarilla y veía incomprensiblemente la segunda. Capitán a la ducha y el Quinta de Tui que atacaría en superioridad durante 2 minutos. Momentos de agobio para los tres “jabatos” que defendían el empate y que a la contra y por medio de Luca capitalizaban el 1-2.

El partido volvió a sacudirse y el Cereixa FS retrasó su posición en la pista para defender los últimos 5 minutos de partido. Pero a poco más de 2 minutos para la conclusión, el local empataba el partido y volvía a poner emoción (2-2).

De ahí al final los dos equipos se tantearon mucho y se pusieron en pocos apuros lo que conducía el partido a la prórroga. Dos partes de 3 minutos que no trajeron nada nuevo ya que el Cereixa FS estaba fundido y el Quinta de Tui no encontraba la forma de hacer daño.

Tanda de penaltys para definir al campeón con la incertidumbre en las gradas abarrotadas que vitoreaban a los locales. Golazo de Alejandro Penedo Fernández, (1-0), parada salvadora de Alberto Comesaña Rodríguez y Esteban Fernández Figueiras y Huguito Gonzalvez que le daban al conjunto de Vincios la Copa Preferente Galicia Sur.

Desde el Cereixa quieren felicitar al Quinta de Tui porque fue dicen “un durísimo rival y también mereció el trofeo hasta el final. Sin embargo, en estas instancias siempre hay que contar con una pizca de fortuna y hoy estaba de cara para los nuestros”.

“Mención aparte para este equipazo que lo dio todo y tuvo un premio merecido tras una dura temporada. Siempre se recordará al Vincios Cereixa Gondomar FS como el primer equipo del Val Miñor que consigue este trofeo“, indican.