Pablo Romero, nuevo coordinador del Club Tenis de Nigrán
Pablo Romero

El ferrolano Pablo Romero es el gran fichaje del Club de Tenis de Nigrán para la nueva temporada. El tenista, que puede presumir de haber sido sparring de Federer o de competir contra Wawrinca, es la apuesta del club para renovarse.

Hasta el domingo todo aquel que quiera iniciarse con la raqueta, puede participar en las jornadas de puertas abiertas.

¿Cuándo comenzó tu relación con el tenis?

Llevo toda la vida jugando al tenis, mi tío es subcampeón gallego, mi padre también jugó mucho en su día y tanto yo, como mis hermanos, llevamos desde pequeños jugando. Comencé a competir de muy pequeñito en Ferrol.

¿El haberte ido con tu familia a Madrid a los 15 años te abrió puertas?

Sí, había mucha diferencia entre Galicia y Madrid. En las escuelas, en la capacidad de poder dedicarte profesionalmente, aquí en Galicia es imposible. En Madrid había muchos clubs, academias, torneos… estaba todo mucho más profesionalizado.

¿Por qué animarías a que los niños prueben el tenis?

El tenis es el deporte más completo que puede practicar cualquier niño. No sólo trabajas el físico, sino que también trabajas la mente y las habilidades sociales.

¿A partir de qué edad pueden anotarse?

Desde los 4 años hasta adultos. De hecho, tenemos equipo masculino y femenino de veteranos y ellas son las subcampeonas gallegas en su categoría. La presidenta del club, que es una de las componentes del equipo de veteranas, es la campeona gallega de +50.

Y ¿aquellos adultos que nunca han jugado, pero les gustaría probar?

Para empezar a jugar al tenis nunca es tarde, si se tiene ganas es suficiente. Tampoco es indispensable tener una buena condición física. Es más, la gente que empieza se va sintiendo mejor poco a poco y nosotros adaptamos los entrenamientos a cada persona.

¿En qué consisten los cambios que habéis introducido en el club?

Hemos cambiado el método. Lo que buscamos es el desarrollo de la psicomotricidad desde pequeños, apostamos por el autoconocimiento y queremos hacer un seguimiento personalizado de cada alumno. Marcar unos objetivos acordes a las capacidades de cada persona.

Entre 2005 y 2010 has tenido oportunidad de competir contra grandes nombres del tenis.

He estado compitiendo profesionalmente y he jugado muchos torneos future. He tenido oportunidad de jugar contra Wawrinca, Sousa, Verdasco, Ramos Viñolas.

Y has sido sparring de Federer justo antes de que batiese a Nadal en la final de la Caja Mágica.

Me llamó el que ahora es presidente de la Federación Madrileña de tenis y me dijo que estaban buscando a un sparring zurdo para jugar con Federer antes de la final. Colgué, cogí las cosas y me fui allí directamente.

¿Qué tal con Federer?

Fue una experiencia impresionante. Desde el primer minuto te das cuenta de todo lo que rodea a la figura de Federer. Salimos un momento a un espacio público y vino toda la gente alrededor de él, las cámaras… fue una experiencia excepcional. En la pista todavía más impresionante, ver el control que tiene sobre la pelota, como hacía lo que quería, los cambios de ritmo, las colocaba todas en la línea… ¡brutal!

¿Qué cualidad destacarías de él?

El control que tiene sobre la pelota. Como es capaz de ponerla todo el rato donde él quiere. Me dieron algunas directrices para intentar jugarle como acostumbra a jugar Nadal, es decir con bolas altas, y entonces el intentaba salir de esas situaciones.

¿Te alegraste cuando finalmente Federer venció a Nadal?

Me invitaron a ver la final y tenía el corazón partido. Ganara quien ganara me hubiese alegrado.

Por lo menos puedes decir que contribuiste de alguna manera a que Federer derrotase a Nadal.

Me gustaría pensar que sí (risas).