El Concello de Baiona ha comenzado las labores de poda de los árboles que se encuentran repartidos en los cinco núcleos de población del municipio.

La Concejalía de Medio Ambiente inició la temporada de corta con el objetivo de prevenir que con la caída de la hoja se atasquen los sumideros de la red de aguas pluviales.

Se han comenzado los trabajos, propios de esta época del año, que necesitan los árboles. La primera actuación se realizó en el parque de A Palma, se continuará en el casco urbano de la villa y por la Avenida Monterreal. En los próximos días se acometerá la poda de los árboles en los atrios de las iglesias y en las restantes zonas con arbolado de las parroquias baionesas. Concretamente, en la parroquia de Baíña se actuará también en la zona arbolada de la carretera de Santa Marta y en el parque infantil del Cruceiro. En Baredo, en el entorno del centro cultural. En Belesar, en la zona del Torreiro de la iglesia, y en el juego de bolos Portameán y Urgal. En Santa Cristina de A Ramallosa, en el entorno de la plaza de abastos y en la plaza Victoria Cadaval, en la Avenida Benito Fariñas y en la Avenida Playa Ladeira.

Los trabajos se realizan en altura por los trabajadores del concello, quienes llevan a cabo esta campaña en condiciones de máxima seguridad, sin causar daños a los árboles y en el menor tiempo posible ya que disponen de las herramientas necesarias para ocasionar las menores molestias en los paseos y zonas más frecuentadas por la ciudadanía.

Este trabajo se suma a las actuaciones de conservación y mantenimiento en la desembocadura de los ríos en Baíña, Baredo y Sabarís, que se iniciaron hace unas semanas y que se continúan acometiendo. Consisten en la retirada de maleza y podas que obstruyen los canales, con el fin de mejorar el estado ecológico de los ríos y suavizar el impacto que pueden producir las lluvias durante el invierno.

Desde el Concello de Baiona se están llevando a cabo todos estos trabajos con el fin de prevenir posibles incidencias provocadas por los efectos invernales.